Home

Brownie de cacao y avellanas

Me gustan las cosas dulces, no sé si con el tiempo superaré esta debilidad. Pero mientras llega ese día, hago bien -o eso creo yo- aprendiendo a hacer postres medianamente saludables. Y digo medianamente, porque hasta la fecha, no he encontrado yo evidencias de que tomar cosas dulces sea saludable. Eso sí, si se trata de un alimento natural y se toma con otros nutrientes que ayuden a reducir el impacto glucémico, el pecado es mucho menos grave.

Y precisamente para no pecar comiendo cosas dulces de desconocida procedencia, llevo varias semanas preparando una receta por semana para cuando me quiero dar el capricho. La receta que comparto hoy ya la he hecho varias veces probando con variaciones (usando semillas de lino molidas, semillas de chía, distintas especias…) pero la versión más simple es la que más me gusta.

Este brownie lleva cacao, avellanas, dátiles y una pizca de canela y sal. Sencillo, delicioso… y nutritivo. Porque la avellana es rica en vitamina E, ácido fólico y grasa monoinsaturada. Los dátiles tienen un alto contenido minerales y fibra, aunque debido a que son muy ricos en azúcares, las personas con diabetes deben evitarlos. El cacao está repleto de antioxidantes y, al igual que los dátiles y las avellanas, de magnesio. Así es que cuando me tomo un trocito de este delicioso brownie crudo, pienso y siento que me estoy nutriendo. Y aquello del pecado queda muy difuminado.

—————————————————<< >>————————————————

Ingredientes
4 tazas de avellanas (200 gr)
1 taza de cacao en polvo
1 taza de dátiles picados y deshuesados
Canela en polvo
Sal marina

Remojar las avellanas en agua filtrada durante al menos tres horas.
Remojar los dátiles en agua filtrada durante al menos una hora.
Aclarar y escurrir las avellanas. Triturarlas en un robot de cocina o procesador de alimento hasta que empiecen a convertirse en una pasta. Añadir el resto de ingredientes y volver a triturar hasta que queden bien incorporados.
Verter la mezcla en un molde de cristal forrado con papel de hornear y dejar enfriar en la nevera.
Se le puede espolvorear un poco de cacao en polvo por encima o añadirle un ganaché de chocolate.

Nota

La textura de este brownie crudo depende de cuánto se trituren los ingredientes. Lo mejor es ir parando de vez en cuando el robot o la procesadora e ir probando.

Anuncios

2 pensamientos en “Brownie de avellana y cacao (sin hornear)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s