Home

20140224-155009.jpg

Febrero es un buen mes para comer alcachofas. Aunque la alcachofa puede prepararse de una infinidad de formas, yo últimamente me inclino por comerlas cocidas y coronadas con un poco de mayonesa casera y unas anchoas en salazón. Las probé así en una taberna de Córdoba y desde entonces me repito encantada. Me suena a receta ochentera, a una prima hermana de la salsa rosa del cóctel de gambas. Pero me resulta un plato equilibrado y delicioso.

Sobre cómo se cuecen las alcachofas, hay diversas formas y la mayoría de ellas requieren algo tiempo. Esta forma de prepararlas, al contrario, es bastante rápida y evita que las alcachofas se oxiden, pues se cuecen enteras. Una vez cocidas y templadas, se quitan las hojas duras, se cortan desechando la parte inferior, también dura, y se parten en dos midades o en cuartos, dependiendo ya del gusto o de la receta. Yo las cuezo con sus rabos, que también quedan muy buenos. Encontré esta forma de cocer las alcachofas en uno de mis blogs de cabecera. Aquí está el enlace.

—————————————————<< >>————————————————

Ingredientes
1 kg de alcachofas
Agua filtrada
Sal marina

Lavar bien las alcachofas y sumergirlas en agua hirviendo con sal marina hasta que se puedan pinchar con una aguja (unos 30 minutos).
Colar y dejar enfriar.
Quitar las hojas duras, cortar y deshechar la parte inferior y cortarlas por la mitad o en cuartos.

La próxima vez que prepare alcachofas, quiero hacerlas a la montillana. ¿Cuál es vuestra forma preferida de prepararlas?

Anuncios

13 pensamientos en “Alcachofas cocidas

  1. Qué cosa más rica!!
    A nosotros nos encantan de la siguiente manera: se cuecen, pero menos tiempo, unos 12 minutos (hasta que puedes pinchar el culo con un tenedor), luego se cortan por la mitad, se pincelan con aceite de olliva o ghee, sal y pimienta y a la parrilla (o sartén grill), unos 5 minutos por cada lado, según el tamaño. Me encanta servirlas con una salsa hecha a base de mantequilla, limón y ajo.

  2. Qué cosa más rica!!
    A nosotros nos encantan de la siguiente manera: se cuecen, pero menos tiempo, unos 12 minutos (hasta que puedes pinchar el culo con un tenedor), luego se cortan por la mitad, se pincelan con aceite de olliva o ghee, sal y pimienta y a la parrilla (o sartén grill), unos 5 minutos por cada lado, según el tamaño. Me encanta servirlas con una salsa hecha a base de mantequilla, limón y ajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s