Home

Ya estamos de otoño. Y me gusta compartir esta receta, que viene del verano y que terminamos justo antes de cambiar de estación. Y hablo en plural porque esta receta es una receta para hacer en equipo. Lo primero, he necesitado un maestro, porque estas cosas se aprenden mejor en directo. Y después, durante todo el proceso, he tenido la ayuda de mi madre y de mi abuela. A última hora, hasta mi padre se unió a la empresa, dándonos una idea muy buena sobre cómo preparar las tortas.

Para preparar pan de higo, lo primero que hay que hacer es recoger higos y secarlos al sol. Los mejores higos son los que se secan en la higuera o los que acaban de caerse al suelo. Están arrugados y algo encogidos. Se pueden poner al sol sobre un paño o sobre una tabla de madera. En una semana pueden estar secos.

El segundo paso consiste en escaldar los higos. Se ponen en agua hirviendo y cuando rompe el hervor, se cuentan 3 minutos y se sacan. Necesitarán 3 días para secarse al sol. Antes de escaldarlos, hay que mirar uno a uno para valorar si están en buen estado. Un higo demasiado blando o picado puede indicar que se encuentra en mal estado. Ante la duda se abre por la mitad y si está mal, se descarta.

Una vez secos, se les quita manualmente el pedúnculo, a la vez que de nuevo se revisa que están en perfectas codiciones. Si el pan de higo no se va a preparar ese día, los higos se pueden guardar en talegas de tela.

En cuanto a las especias, va al gusto de cada uno, aunque parece que la matalauva o anís es una constante. Puede llevar cáscara de naranja, clavo, canela… todo molido, claro. Incluso conozco un pan de higo que lleva cacao. Yo quería hacer un pan de higo muy suave y opté por utilizar solamente matalauva y canela.

—————————————————<< >>————————————————

Ingredientes
4 kg de higos secos
500 gr de almendras
1/2 vaso de anís
2 cs. de canela en polvo
2 cs. de matalauva
Aceite de oliva virgen extra

Tostar las almendras y poner en un plato la mayor parte de ellas, reservando unas cuantas para decorar las tortas.
Con una picadora de carne, ir picando los higos y las almendras y disponer la masa en un barreño grande.
Añadir el anís y las especias y mezclar manualmente con las manos mojadas con el aceite de oliva.
Formar las tortas según el tamaño deseado y decorar con las almendras. Si se dejan secar un par de días está bien, pero también pueden consumirse al instante.

Nota
Los higos secos son ricos en fibra y potasio, pero por su alto contenido en azúcares deben consumirse con moderación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s