Home

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El verano va transformándose poco a poco y cada día que pasa, se parece más al otoño. Antes de irse, agosto nos deja grandes cantidades fruta sabrosa y madura y una forma de aprovecharla, es transformándola en mermeladas.

La mermelada de ciruelas tiene un dulzor profundo y tímido que hace de ella una mermelada delicada y equilibrada. Esta versión no lleva azúcar. Para conseguir el dulzor he utilizado higos y dátiles. Me ha encantado el resultado. Una vez hecha la he conservado en tarros. Pequeñas porciones de agosto disponibles durante todo el año, a lo magdalena de Proust.

—————————————————<< >>————————————————

Ingredientes
2 kg de ciruelas rojas
20 higos pequeños y maduros
10 dátiles al natural
100 ml de agua mineral
Sal marina

Lavar las ciruelas, deshuesarlas y ponerlas en una cacerola junto a los higos y los dátiles deshuesados.
Añadir el agua y una pizca de sal y hervir a fuego medio durante una hora moviendo de vez en cuando para que no se pegue.
Pasada la hora, retirar del fuego y triturar.

Para conservarla, verter la en tarros de cristal previamente esterilizados.
Introducir los tarros en una cacerola con agua caliente y hervir durante 20 minutos. El agua debe cubrir los tarros.

Notas
Tanto las ciruelas como los higos tienen un alto contenido en fibra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s