Home

20130517-232407.jpg

Antes de publicar esto, me he planteado muy seriamente si se trataba de una receta. Como argumento en contra, que es demasiado simple. A favor, la buenísima pareja que hacen el ajo y la coliflor y que es un plato que disfruto mucho. El ajo es un tesoro culinario que da personalidad y sabor a los platos. Además, es buenísimo para la salud. De todas sus propiedades, me gustan que es un antibiótico y antiinflamatorio natural y que tiene un alto contenido en azufre.

En esta receta lo mezclo con coliflor, pero combina perfectamente con cualquier verdura redonda como la col, la calabaza o el brócoli.

—————————————————<<    >>————————————————

Ingredientes

1 cabeza de ajos
1 coliflor
Aceite de oliva virgen
Sal marina

Cortar la coliflor en ramilletes y cocerla en agua abundante con sal. Escurrir y reservar.
Laminar los ajos y freírlos en el aceite con cuidado de que no se quemen.
Poner los ajos con el aceite aún calientes, sobre la coliflor.

Nota
Al alcanzar altas temperaturas, los aceites vegetales, entre los que se encuentra el aceite de oliva, se oxidan y, según muchos expertos en nutrición, se vuelven tóxicos. Una solución intermedia sería confitar los ajos o freírlos en alguna grasa animal (manteca de cerdo, grasa de pato) o mantequilla clarificada. Para asegurarte un plato Iibre de toxinas, fríe los ajos en aceite de coco virgen y ecológico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s